Sin poder esperar hasta abril, nací el 31 de enero de 1983. Y sí que fue una aventura desde entonces. Llore, comí, crecí (no mucho) y empecé a escribir desde antes de saber las letras.
Me dedico a escribir todo tipo de historias para chicos y para adultos, tanto cuentos como historietas.
Aunque siempre viví en Villa Urquiza, ahora me encuentro entre los vecinos del mítico barrio de Flores con mi mujer, Laura, y mis dos pequeños, hermosos, maravillosos y fantásticos hijos: Facundo y Martín.

Libros en Abran Cancha:
• Mi abuela es una bruja
Hernán Carreras